wibiya widget

domingo, 2 de marzo de 2008

Paradojas de la vida

Llevo 5 años queriendo irme a vivir a Barcelona. En el último año me sale novio y todo iba sobre ruedas, ya había pedido la excedencia del trabajo (menos mal que no dije que mes la iba a coger) y estaba superilusionada porque cumplia mi sueño. Lo peor de todo esque no encontraba trabajo, siempre con el catalán o el inglés a cuestas, y lo veía negro para trabajar.

Ahora que no me quiero ir a Barcelona, sin ofender a mis amigas, que las quiero un montón, pero, precisamente ahora no tengo un buen recuerdo de Barcelona, me sale trabajo.

Hay 2 frentes de amigas que me aconsejan: unas dicen que es demasiado pronto el cambio, y encima en la ciudad de Harry, que mejor que me espere un poco, que ahora no estoy tan mal en el trabajo; y luego están las quemadas con el curro y las amigas de Barna, que me dicen que vaya igualmente, que Harry a la 3º que no me haga ni caso lo superaré, y que están ellas y sobre todo otro trabajo donde al menos desconectar del anterior.

La paradoja es esa. Encima ahora no sé que hacer. Años esperando una oportunidad así, y cuando sale no me apetece nada. Dice mi compi de viajes, que la pobre lleva aguantando todos mis pesares desde el inicio de los tiempos (pero ahora con lo de Harry se le tendría que poner un altar, por su paciencia), que no me apetece nada porque tengo miedo. Antes por lo menos tenía el impulso de un amor, una esperanza, y de ahí que me envalentonara, pero para realizar el cambio yo sola es dificil, porque estoy INSTITUCIONALIZADA. Sí, me da miedo salir fuera del trabajo-ciudad, porque para mí esto ya es una carcel conocida y no sé si sobreviviría al cambio.

Aún así, hice un trato con una amiga: que sino me cogían pues dejaría las cosas como están, mortificándome y sin hacer nada al respecto por cambiar; y si me cogían me tendría que ir, sin pensarlo. ¿Tendré mala conciencia si encima rompo el trato?

Lo bueno es que ahora empieza el buen tiempo y podré ir a la playa (irremediablemente me acordaré de él, y lo peor de todo, esque me trata como si le diera asco y me odiara).

Paradojas de la vida, de la puta vida.

2 comentarios:

chundareta dijo...

nena, fot el camp y lárgate a barna, los baños de sol y salitre lo curan todo...

Nada es lo que parece dijo...

sí que seria interesante, no lo niego. pero el miedo a lo nuevo siempre está ahí...pero gracias por el consejo